Aluminio: cómo limpiarlo y pulirlo sin dañarlo

07/06/2017 - 4:42 4467 Views
En cada cocina equipada que se respete, nunca puede faltar alguna olla y herramientas en aluminio, un material muy común incluso en el procesamiento de las ventanas y de las superficies. Cocinar con ollas y sartenes de aluminio es particularmente adecuado para alimentos de cocción lenta y con calor moderado, pero también se presta bien a otros métodos de cocción, tales como, por ejemplo, el “salteado”.

A pesar de que se hayan realizado estudios para detectar niveles de ingestión de aluminio en la población española, cocinar con sartenes y utensilios hechos de este material es absolutamente inofensivo.

La alta conductividad térmica es una de las mayores ventajas de este material en la cocina: cuanto mayor sea el espesor de las sartenes, mejor es la distribución uniforme del calor, reduciendo la formación de puntos de sobrecalentamiento.

Con el paso del tiempo,sin embargo, el aluminio tiende a oxidarse con el simple contacto con la atmósfera. Como resultado, el material puede ser dañado, asumiendo un color negruzco y difícil de detener.

No se preocupe: hay algunas técnicas simples pero eficaces para limpiar los objetos en aluminio sin dañarlos. Vamos a ver cuales son en las siguientes páginas >>

3) Cómo limpiar el aluminio brillante

Un lavado con jabón neutro y agua es suficiente en el caso de marcos y ventanas de aluminio anodizado, que normalmente ya son tratados inicialmente con baños galvánicos que contienen materiales antioxidantes. Si el aluminio es al estado natural, sin embargo, como en el caso de muchas ollas y objetos para el hogar, se usa el bicarbonato de sodio sobre las superficies brillantes. La acción desengrasante de este componente es debido a la reacción química con la estructura, ya que es un excelente desoxidante. Para evitar que los objetos de aluminio ennegrezcan, después de la limpieza es necesario pulirlos con un poco de aceite a ser aplicado en la superficie con una bola de lana de algodón. El articulo continua en la pagina siguiente >>

1

2) Cómo limpiar el aluminio satinado

Debido a su porosidad, el aluminio cepillado es más difícil de limpiar y, por lo tanto, es más susceptible a la oxidación. Para hacer una limpieza más profunda, se debe utilizar un poco de jabón aplicado con una esponja abrasiva y, en los puntos donde la suciedad sea particularmente gruesa, con un estropajo metálico. El articulo continua en la pagina siguiente >>

2 alluminio-ferro-acciaio-spazzolato_369492-1

1) Cómo prevenir la oxidación

La prevención del óxido se puede hacer con un polvo especial, que se utiliza generalmente como catalizador en las soldaduras de metal. Después de haberlo aplicado con una brocha y dejado secar en pose, será suficiente retirarla con una esponja húmeda: los resultados serán visibles de inmediato!

3