Cómo blanquear la cerámica de manera natural…

17/07/2017 - 10:48 2013 Views
 Quien tiene baldosas en casa sabe bien el toque de elegancia que le dan a los suelos, pero también a lo difícil que puede resultar limpiarlas en profundidad, sobretodo en algunos puntos concretos.

Per suerte, no es necesario recurrir a agentes químicos (que corroen nuestros bonitos suelos y son nocivos para nuestra salud, la de nuestros hijos, nuestros animales domésticos y el medio ambiente) para hacer que vuelvan a brillar como nuevos, ni tampoco hace falta contactar para pedir ayuda a los expertos del sector. De echo, con un poco de manualidad y dedicación, es posible obtener excelentes resultados haciéndolo una misma y utilizando productos totalmente naturales que se encuentran comúnmente en todas las casas.

Antes de empezar a blanquear la superficie de cerámica que tenéis a disposición, es necesario que os aseguréis de si está esmaltada o no.

La cerámica esmaltada es más fácil de limpiar porque está cubierta por una capa no porosa que impide que las impurezas penetren en las baldosas. El gres no esmaltado en cambio será más laborioso de limpiar en cuanto al polvo, las manchas de aceite o productos similares que con el tiempo, pueden penetrar en la cerámica hasta el punto de estropear parcialmente su aspecto original.

Veamos cómo blanquear las baldosas, sean del tipo que sean, de manera natural >>



3) Blanquear la porcelana

Para blanquear las baldosas de porcelana a veces basta con lavarlas simplemente con agua muy caliente. Si la suciedad resultara ser particularmente resistente, se puede preparar una mezcla compuesta de tres partes de agua templada y una de vinagre blanco. Mojad bien la superficie con esta mezcla, esparciéndola con la ayuda de un trapo de algodón, y lo dejáis actuar durante quince minutos antes de aclararlo con agua limpia fría. Si hay manchas aceitosas, es mejor sustituir el vinagre por alcohol desnaturalizado manteniendo las mismas proporciones de antes pero con agua fría. Sumergid el trapo de algodón en esta mezcla, y frotadlo bien sobre la superficie a blanquear insistiendo especialmente en las manchas a eliminar.

El artículo continúa en la siguiente página> >

1 . 3

2) Cómo devolverle el brillo a la cerámica que se ha vuelto opaca

Con el pasar del tiempo puede suceder que las baldosas pierdan parte de su brillo. Las causas pueden ser la cal o también el uso de productos inadecuados que no terminan de dejar la superficie perfectamente limpia. Preparad una pasta compuesta de una parte de bicarbonato de sodio y una de agua. Mezcladla bien y después esparcidla sobre el suelo o el revestimiento de baldosas, frotando pero sin ejercer una presión excesiva.

El artículo continúa en la siguiente página> >

2. 2

1) Los resultados

El efecto abrasivo del bicarbonato eliminará la capa opaca superficial, mientras que su poder antiséptico servirá para desinfectar de la mejor manera la superficie.

Sucesivamente, limpiad las baldosas con una mezcla de agua fría limpia y el jugo de un limón entero. Así vuestras baldosas volverán a brillar como cuando eran nuevas. Se trata de una operación sencilla que requiere un poco de tiempo y paciencia a disposición, pero que da unos óptimos resultados, de forma económica, natural, y sobretodo duradera.

Te ha parecido interesante nuestro artículo? Compártelo con tus amigas en Facebook, podría resultarles útil también a ellas!

3. 1