Cremas solares: mejor guardarlas o tirarlas?

03/05/2018 - 12:39 585 Views

Guardar o tirar es el dilema… sí, estamos hablando precisamente del dilema de los cosméticos. Cuántas entre nosotras tenemos cajones y armarios llenos de productos, desde cremas bronceadoras, lociones, sueros para la piel y maquillajes?

De lo que nos ocupamos en este artículo son precisamente las solares: autobronceantes, cremas protectoras, 20, 50, waterproof, aceites satinantes, gel con betacaroteno o nuez moscada, y una amplia variedad con la que podríamos seguir la lista.

Es un problema común y particularmente espinoso ya que cada año, antes de salir para las vacaciones, se tiende a adquirir un buen equipamiento y obviamente una o dos semanas no son suficientes para acabar el bote, reencontrándolo en ese punto al año siguiente.

Qué podemos hacer entonces? Los mil frasquitos que nos esperan para las vacaciones veraniegas es mejor guardarlos o tirarlos?

Descubramos en las próximas páginas que hacer>>

 6) Has viajado en avión el año pasado?

Partimos de la presuposición de que en todos los recipientes, de cualquier producto, se muestra la fecha de caducidad y por norma general la de las cremas solares ronda a los doce meses. Pero justamente este producto, a diferencia de los demás se ve expuesto a elevadas temperaturas y fuertes cambios de presión (las que se dan en los viajes en avión); estos son factores de riesgo ya que ayudan a la proliferación de bacterias y microorganismos potencialmente dañinos.

El artículo continúa en la siguiente página> >1 crema solar

5) Has programado unas vacaciones en un lugar exótico

Otro punto a tener en consideración, es que no está escrito que la meta que hayáis escogido se adapte al mismo tipo de protección que habríais podido escoger el año anterior; si por ejemplo el año pasado viajasteis a Grecia, y en cambio este año voláis hacia Méjico, seguramente habrá cambios a realizar a la hora de escoger la protección más adecuada.

El artículo continúa en la siguiente página> >

2. tropici

4) Estás a punto de ser mamá

Hay otros factores que pueden influenciar a una elección distinta para la protección solar, y un ejemplo de condición que podría requerir atenciones mayores es el embarazo. Si estás embarazada, en período de lactancia o has llegado a la menopausia, deberías utilizar una protección más alta, para protegerte así de los cloasmas, es decir, las manchas en la piel.

El artículo continúa en la siguiente página> >

3. donna-incinta

3) Si estás a dieta

Si estás haciendo una dieta adelgazante o simplemente quieres dar más firmeza a tu piel, podrías optar por una nueva crema solar, que en su interior contenga sustancias adelgazantes o que aporten firmeza. De esta manera utilizarás una crema que se adapta a tu dieta de manera útil.

El artículo continúa en la siguiente página> >

4. solare-snellente

2) El autobronceador

Hay ciertas razones, que sirven para poderlos guardar, como por ejemplo; los filtros autobronceantes, que deben aplicarse antes de la exposición solar, probablemente no los habréis llevado a la playa; si el producto no ha sufrido bruscos cambios de temperatura y se ha mantenido al recaudo de fuentes de luz y de calor, puede volver a usarse al verano siguiente de su compra.

El artículo continúa en la siguiente página> >

5. solare-autoabbronzante

1) Has hecho las vacaciones de navidad en los trópicos

Si la protección solar que tienes a mano es la de las vacaciones de navidad, no han pasado todavía los doce meses, así que puedes usarlo. Si en cambio el verano anterior has optado por una protección en formato spray, seguramente se mantiene intacto y reutilizable.

El consejo que os damos nosotros es el más práctico, que se basa en optar por frascos pequeños o confecciones de viaje, así os aseguráis de terminarlas siempre sin arriesgaros a tirar nada y así también podréis probar distintos productos.

Si este artículo te ha parecido interesante, compártelo en Facebook.

6. vacanze-di-natale