Cuidar el lavavajillas, 10 reglas para hacer que dure más tiempo

19/02/2018 - 10:37 13728 Views

Los electrodomésticos en general deben mantenerse siempre en todo su potencial. En el caso del lavavajillas, existen ciertas reglas que hay que seguir para usarlo correctamente y tenerlo bien cudiado.

Hasta hace unos años, se creía que el uso del lavavajillas provocaba un desperdicio de agua y energía, pero con los nuevos modelos se puede ahorrar dinero e incluso cuidar el medio ambiente. Es cierto también que con un lavavajillas, se pierde menos tiempo en el lavado de los platos, sin embargo, si no se lo utiliza correctamente es probable que los platos queden sucios y sea necesario lavarlos a mano, duplicando el gasto de tiempo y dinero.

Por otro lado, los detergentes específicos disponibles en el mercado son muy útiles, pero esto significa un mayor gasto de dinero y además estos productos nos siempre son de bajo impacto ambiental. Lo importante es recordar es que también hay muy buenos métodos caseros para limpiarlo o para usar productos de bajo impacto.

A continuación enumeraremos las 10 reglas fundamentales para tener el lavavajillas siempre limpio y  prolongar su vida útil  ¡técnicas simples que garantizan excelentes resultados!

10) Limpia las juntas

Para aumentar la vida útil del lavavajillas, es bueno limpiar las juntas de vez en cuando, donde haya suciedad o donde puedan quedar restos de comida y agua sucia. Simplemente toma un trapo y una solución de agua, vinagre y una cucharada de bicarbonato, para limpiar y secar los acabados al menos una vez cada dos semanas.

9) Usar sal

Los últimos modelos de lavavajillas tienen un indicador de nivel de sal. Siempre es importante recordar agregarlo en la cantidad indicada y siempre que sea necesario para evitar la formación de cal, que podría comprometer la vida útil del lavavajillas. Siempre use una sal de lavavajillas específica para asegurarse de que funciona correctamente. 

8) Enjuagar los platos

Probablemente estamos reiterando lo obvio, pero la eliminación de los residuos gruesos de los alimentos de los platos y cubiertos asegura una vida más larga de los tubos de desagüe. El exceso de suciedad puede comprometer el lavado y, por lo tanto, no garantizar la limpieza de los platos, pero también pueden causar problemas más graves al aparato, incluso en muy poco tiempo. 

7) No olvidarse del filtro

El lugar donde se anida la suciedad más obstinada, el filtro, no puede permanecer eficiente a la larga sin una manutención. Por este motivo limpiarlo al menos una vez cada dos meses puede haceros ahorrar y prolongar la vida a vuestro lavavajillas. Bastará extraer con delicadeza el filtro y limpiarlo acuradamente con un cepillo, utilizando una solución de agua y vinagre y enjuagándolo con abundante agua. 

6) Distribuir la carga

Los diversos modelos de lavavajillas dividen los espacios de manera que cada tipo de plato u olla tiene su posición dentro de la cesta. Esta disposición está diseñada en modo tal que no comprometa el lavado y no interrumpa el flujo de agua ni se bloquee la acción de los brazos de lavado. Coloca siempre los platos en los espacios apropiados, los cubiertos en la cesta dedicada y las ollas grandes en la parte inferior. ¿Dudas antes del encendido? Controla el funcionamiento de las hélices girándolas, si el movimiento es libre puedes iniciar el programa. 

5) El detergente adecuado

Elegir el detergente correcto para nuestra lavavajillas es siempre un viaje a través de diferentes marcas y muchas otras necesidades. Hoy puedes elegir alternativas ecológicas que no contaminan y respetan el medioambiente. Es importante colocar el producto en el compartimento específico y cerralo bien antes de enceder el lavavajillas, en modo que se libere en el momento adecuado, según el programa de lavado.

4) Limpieza antes de las vacaciones

Si ya sabemos que el lavavajillas no se utilizará durante un tiempo, podemos hacer un lavado y limpieza más exhaustiva antes de irnos de vacaciones. El lavado con agua y vinagre (con el lavavajillas vacío) garantiza un buen resultado y una limpieza completa del aparato. No olvides secarlo bien y mantenerlo abierto para evitar la formación de olores desagradables. 

3) Cuidar el lavavajillas con aceites esenciales

Los aceites esenciales tienen diferentes propiedades, algunos en particular incluso propiedades antibacterianas. Para eliminar los olores desagradables y aumentar la eficiencia del lavavajillas, haga un lavado de corta duración con el aparato vacío con unas gotas de aceite de limón, árbol de té o eucalipto. El aparato se beneficiará y podrá desinfectar las superficies de forma natural sin frotar y en poco tiempo. 

2) Un lavavajillas lleno es más eficiente

Si cree que tendrá invitados en la cena, prepare el lavavajillas, porque es el momento en que mejor lo usará. De hecho, la carga completa es siempre la mejor opción para garantizar un funcionamiento correcto; recuerde que puede lavar muchas cosas en el lavavajillas, como elementos de plástico duro del refrigerador o contenedores de basura (que resisten las altas temperaturas). ¡Siempre use el espacio del lavavajillas sabiamente, sin sobrecargarlo! De lo contrario se corre el riesgo de que los platos no queden bien limpios.

1) La clase energética

Hoy en día, la elección de un buen lavavajillas es mucho más simple. Existen indicadores de ahorro de energía y si se trata de clases de clase A +, A ++ o triple A, siempre obtendrá un buen equilibrio entre la funcionalidad y los ahorros en la factura. Estas clasificaciones también ayudan a elegir el uso efectivo, por lo tanto, si tienes un aparato viejo, incluso si tiene una larga vida útil, piensa en cuánto te hará gastar a largo plazo con los gastos de detergente, agua, electricidad. Cuidar el lavavajillas también significa no tener que comprar otro en poco tiempo, pero mientras tanto también cuidar de los hermosos paisajes que nos rodean.