Cómo eliminar las manchas de las ollas y sartenes con un remedio natural

14/05/2018 - 3:42 4338 Views

¿Cuántas veces has tenido que tirar una sartén con manchas oscuras? ¡Le pasó a todos! Tarde o temprano es inevitable olvidar algo sobre el fuego o cocinar a fuego muy alto. El resultado no es agradable: el alimento se queda incomible y la olla arruinada de manera que parece casi imposible de limpiar.

¿Cuántos utensilios has tirado por esta razón? Bueno, ahora ya no es necesario, porque con un producto natural y económico podemos limpiar y desinfectar nuestras ollas.

Te aconsejamos poner en práctica estas estrategias porque de esta manera puedes recuperar aquellas ollas y sartenes que tal vez eran herencia de la abuela y pensabas que tenías que tirar y sin usar sustancias tóxicas para limpiarlas. Estos productos son buenos para limpiar herramientas en materiales como aluminio, hierro fundido, acero e incluso aquellos revestidos en cerámica.

Armándose de paciencia y algunas otras elementos, ¡podrás dar brillo incluso a la olla más arruinada! Descubramos qué es necesario para eliminar las manchas de las ollas y sartenes quemadas.

1) Crear una pasta limpiadora

¿Has intentado lavar las ollas con el detergente habitual, pero sin obtener resultados? Entonces, antes de proceder, es necesario crear una mezcla que ayudará a eliminar cualquier mancha residual. Para crear la pasta de limpieza necesitas: 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, 3 cucharadas de sal y 1 cucharada de vinagre blanco. A este punto, mezcla bien hasta que se forme una solución bastante densa, pero no demasiado, porque sería difícil extenderla.

2) Proceder con el lavado

Después de crear la pasta de lavado, procede de la siguiente manera. Humedece la olla con agua tibia y frota la mezcla con un paño. Mejor no usar la esponja, porque absorber la parte líquida hace que la mezcla sea demasiado densa y difícil de usar. Para eliminar la mancha debes eralizar movimientos que comienzan desde el exterior hacia el interior. De esta forma, será más fácil eliminar el centro de la mancha, generalmente más resistente, sin expandirlo más.

3) Insistir sobre los puntos más sucios

Si la mancha se ha formado hace mucho tiempo, es obvio que será un poco más difícil eliminarla por completo al primer lavado. En este caso, insista y aplique la pasta limpiadora hasta que cada residuo haya desaparecido por completo. Una vez que el recipiente ya no tenga marcas negras, proceda con el lavado habitual con detergente para lavar platos. En este punto, todo estará limpio y perfectamente desinfectado.

4) Eliminar los residuos con acido cítrico

Prepara una solución que contenga 25 gramos de ácido y 500 mililitros de agua. Llena la olla y deja que la mezcla actúe durante toda la noche. Al día siguiente notarás que el halo será solo un viejo recuerdo y tu olla estará como nueva. ¡El ácido cítrico también se puede usar para vidrio! En este caso, bastará 1 cucharadita de ácido cítrico, 1 cucharadita de detergente para platos y 1 litro de agua, todo se vierte en una botella rociadora y se nebuliza sobre el vidrio.

Si te ha resultado útil el artículo, ¡compártelo en Facebook!