Fruta y verdura: 8 consejos para cortarla y limpiarla rápidamente

03/10/2017 - 11:47 4101 Views
Hay operaciones que, a primera vista, pueden parecer un tanto banales o que se dan por supuestas, como por ejemplo el lavado y corte de frutas y verdura. Aunque como bien sabemos, no siempre es así, por eso a menudo nos ayudamos con instrumentos capaces de simplificarnos la vida.



La diferencia entre lo que vemos en los programas de cocina, libros de recetas, blogs, videos tutoriales, y lo que nosotros somos capaces de hacer es a menudo vergonzosa. Verduras con aspecto perfecto y cautivante que se enfrentan con una dura realidad, la nuestra, echa de intentos desafortunados y resultados a menudo poco satisfactorios.



A veces, cortamos demasiado fino y terminamos por tirar partes que podrían servirnos, otras veces nos herimos las manos con un cuchillo no adecuado:



A falta de un buen instrumento específico, tenemos que aprender a manejar los cuchillos sin grandes problemas, sobretodo cuando disponemos de grandes cantidades de hortalizas.



Cómo hacerlo? Descubrámoslo en las próximas páginas >>





8) Tomates cherry



Para cortar los tomates cherry sin problemas o excesivas perdidas de tiempo, aquí tenéis un original pero eficaz truco. Qué tendréis que hacer? sobreponed dos platos entre los que colocareis los tomatitos, teniendo ya a disposición un cuchillo bien afilado y con una lámina de dimensión mayor respecto al diámetro de los platos escogidos. Llegados a este punto, con un solo corte entre los platos y presionando ligeramente el de arriba, tendrás todos los tomatitos cortados a mitad y listos para acompañar cualquier plato, desde las ensaladas a la pasta o la pizza.



El artículo continúa en la siguiente página> >



pomodorini-1



7) Piña



Si no tenéis un instrumento especifico para quitar la cáscara a la piña, sustrayendo la parte central, podréis de todos modos hacerlo con un simple cuchillo. Bastará con quitar la parte superior y el fondo, eliminando después la cáscara pasando el cuchillo entre piel u pulpa, tratando de conservar el máximo de pulpa y con un cuchillo con sierra. El ultimo paso será el de limpiar del todo la piña y cortar en rodajas. Las hojas de la piña pueden conservarse para cultivarse en vasos.



El artículo continúa en la siguiente página> >



2. Ananas-1



6) Manzanas



Podéis pelar las manzanas con un especifico “pelamanzanas” que funciona a manivela. Un instrumento que quita la piel y el hueso, cortando después en rodajas redondeadas y muy finas. Como alternativa, podéis usar un instrumento a radial que permite cortar la manzana en gajos y sacarle el hueso.



El artículo continúa en la siguiente página> >



3. mele-1



5) Granada



Para pelar correctamente una granada, es necesario extraer con paciencia la parte superior y seguidamente la parte inferior. Sucesivamente, habrá que incidir con el cuchillo desde la parte externa, hundiendo el cuchillo hasta el centro, y dividiendo la granada en gajos. En este punto, se pueden coger fácilmente los granos. Si en cambio queréis preparar zumo con la granada, simplemente cortadla a mitad y pasadlo por un exprimidor.



El artículo continúa en la siguiente página> >



4. melograno-1



4) Berenjenas



Partiendo de que tienden a ennegrecerse rápidamente, las berenjenas tienes que ser desbuchadas y troceadas poco antes de su uso. Para empezar, es necesario sacar el tallo verde, sucesivamente la piel (si es necesario) y después proceder con el corte.



El artículo continúa en la siguiente página> >



5. melanzane-1



3) Zanahorias



A falta del instrumento adecuado, podéis cortar las zanahorias en finos tallos con un simple cuchillo de cocina, en sentido longitudinal, haciendo láminas muy finas una seguida de la otra.



El artículo continúa en la siguiente página> >



6. carote-1







2) Patatas



Para cortar patatas con facilidad, se puede utilizar un cuchillo, después de haber anivelado la base. Como alternativa, podéis usar una cuchara redonda de helado, o un rallador.



El artículo continúa en la siguiente página> >



7. patate-1



1) Cebollas



Para evitar las clásicas lágrimas, la cebolla debería siempre de enjuagarse o ser sumergida en agua fría. Cómo se trocea? Con un cuchillo muy afilado, tendréis que extraer la parte inferior, dividirla por la mitad y sacando la capa de la piel. Sucesivamente, podréis laminarlas fácilmente.



Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amistades en Facebook!



Onions