La gata encara el caracol, pero lo que pasa es increíble y conmovedor: tengo ESCALOFRÍOS.

13/10/2015 - 5:42 50 Views
Pensabas que habías visto de todo? Otro vídeo de gatos? No chicas, esto va más allá que eso!

A menudo los principales medios de comunicación nos describen la naturaleza de forma más cruel de lo que es en realidad, por ejemplo, recuerdo haber visto documentales en los que se alegaba, repitiéndolo varias veces, que el gato tiene un instinto depredador incontrolable, y que si él ve una pequeña criatura la ataca para matarla, por capricho instintivo de matarla, incluso si no tiene hambre.

Bueno amigos, esto es FALSO. El siguiente vídeo muestra lo contrario! Esos rumores los pusieron en circulación los productores de documentales: de ser el único animal capaz de ser malo y destructivo sin una buena razón (digo malo por no utilizar esa palabra que empieza por C…) El único animal que tiene, de alguna manera, para dormir con la conciencia tranquila, justificar sus malas acciones, es el hombre. A veces la excusa de sentir un supuesto “instinto depredador” heredado de los animales, es como decir: “nosotros los hombres somos superiores y civiles, pero si a veces somos unos C….abrones se debe al hecho de que somos unos depredadores como la naturaleza nos exige “. No querida, lo siento, pero no hay excusas, si eres Cabrona es porque quieres serlo! Eso es todo, siento decírtelo, pero al menos aceptar vuestras responsabilidades!

Personalmente, yo ya había verificado que los gatos no son asesinos, de hecho una vez pillé a mis dos gatos jugando con un pequeño ratón que se había colado en casa el año pasado – Yo vivo en Buenos Aires, estas cosas pasan – y diablos, no lo mataron! Todo duró nada menos que 3 horas y el pequeño – que también era lindo, parecía un hamster más que una rata – no sufrió ni un rasguño, aunque los gatos lo habían inmovilizado varias veces con la pata en la cola. Al final tuve que deshacerme yo de él, tomarlo con un cubo y liberarlo en el parque cercano, culpando a los gatos de su ineficacia, pero muy contenta de su “no-saber-matar”.

Pero lo que se ve en este vídeo va más allá!!

A la izquierda vemos un gato “panzón” y tranquilo que tiene un caracol en la pata y lo tolera por completo, que en sí ya es algo bueno, pero es LA GATA DE LA DERECHA LA QUE HAY QUE VER! En cuanto ve al caracol comienza a apuntar hacia él, pero en lugar de atacarlo con una pata, como sería de esperar de un felino, los dos comienzan a … darse unos pequeños cabezazos! Si, el caracol y la gata empiezan a mimarse una al otro ¡Increíble! No sólo por el hecho de que la gata no ataca, sino también y sobre todo por cómo el caracol reacciona al contacto con la nariz del gato: los caracoles generalmente se retractan por el miedo en sus conchas si algo – especialmente un hombre – trata de tocar sus antenas o delicado cuerpo, no obstante en este gato confía por completo, y ella parece corresponder! Los dos parecen hablar. Realmente increíble, a mí este vídeo me movió y emocionó, tu juzga por ti misma!