8 Historias De Perros y Gatos Para Acordarnos De Quien Nos Quiere De Verdad.

30/10/2015 - 3:35 295 Views
1200x627



Sabemos como un perro o un gato pueden enriquecer y deleitarnos la vida. El afecto que son capaces de dar es realmente sorprendente, tanto que a veces cumplen para nosotros verdaderos actos de heroísmo. Por esto adoptar un perro o un gato es ante todo un acto de amor hacia nosotros mismos: estamos acogiendo un compañero que nos dará momentos divertidos e inolvidables, pero también un amigo valiente siempre dispuesto a arriesgar su vida para salvar la nuestra. Leer para creer.



01_black_cat



1. Lima salva a Cherry del ataque de dos perros.



Esto ocurrió en Houston, Texas. Dos Pitbull que andaban libres agredieron a una mujer, Cherry Wood, mientras paseaba cerca de su casa. El marido corrió en su ayuda, pero no fue capaz de separar a los perros de Cherry. Entonces intervino su gata, Lima, quien corrió a salvar a su querida amiga humana soplando y arañando a ambos los Pitbull enojados. Lima de esta forma consiguió atraer la atención de los dos perros hasta permitir que el marido de Cherry la llevara a la seguridad. De esta fea historia la mujer y el gato salieron heridas, pero ambas a salvo. Cherry seguramente gracias a Lima.



02_Dingo



2. Buddy lleva la policía al lugar del incendio.



Ben Heinrich vive y trabaja en una zona aislada de Alaska, no lejos de la carretera. Un día se incendió su taller y el hombre estaba solo al interior, junto con su pastor alemán. “Buddy”, dijo hacia al perro, “aquí solos no podemos salir de esta, tenemos que buscar ayuda.



Heinrich habló al perro como si hablara consigo mismo y nunca hubiera pensado ser interpretado literalmente por Buddy. El perro salió corriendo como un rayo y luego, según lo documentado por la cámara a bordo del coche de la policía, corrió hasta el borde de la carretera más cercana, donde comenzó a ladrar para atraer la atención de los agentes que lo siguieron en lugar del incendio.



Luego, la policía solicitó la intervención de los bomberos que lograron apagar el fuego antes de que afectase también el hogar de la familia de Ben Heinrich. Buddy fue galardonado con un cuenco plateado de los Alaska State Troopers, la policía de Alaska.



03_Tabby_Cat



3. Schnautzie huele el gas y corre a avisar a su amiga a dos patas.



Cuando Schnautzie se sentó en el pecho de su dueña, Trudy Guy estaba durmiendo. Pero el gato seguía tamborileando sus patas en la nariz de Trudy. Imposible no despertarse! Afortunadamente sin embargo porque cuando Trudy abrió los ojos, de inmediato escuchó un silbido siniestro procedente del cuarto de baño, donde una tubería rota estaba inundando la casa de gas. Trudy logró ponerse a salvo a tiempo: los bomberos, que acudieron de inmediato, le explicaron que si Schnautzie no la hubiera advertido del peligro, la casa sin duda habría estallado poco después, ya que sólo hacía falta una pequeña chispa. Por su valor, la buena Schnautzie recibió la Pata Purpura de la Fundación Animal de Great Falls, en Montana.



04_German_Shepherd



4. Kankuntu se enfrenta a los piratas.



Peter Lee y su esposa Betty estaban navegando a lo largo de la costa de Venezuela. Ya llevaban dos años viajando por todo el mundo en barco de vela. Era un día tranquilo, pero fueron súbitamente atrapados por un barco rápido que les abordó: era un verdadero ataque pirata. Cinco hombres subieron a bordo y ataron a la pareja, pero Kankuntu, su perro, no parecía intimidado y se lanzó al ataque de los asaltantes que le dispararon hiriéndolo gravemente. Después de saquear el barco, los piratas se fueron sin atacar más a Peter y Betty, que fueron por lo tanto capaces de medicar las heridas de Kankuntu, logrando estabilizarle hasta llegar a darle la atención médica necesaria. Que grande, Kankuntu: mejor que los lobos de mar más valientes.



05_Blue_Heeler_Dog



5. Annah salva a su ama del fuego, dos veces.



Cuando Candace Jennings adoptó Annah, un ejemplar de pastor australiano, no tenía ni idea de cómo ese perro extraordinario le daría las gracias. Todo ocurrió en las primeras horas del Día de Acción de Gracias 2007: Annah comenzó a aullar y dar golpecitos con el hocico a la mujer para despertarla. Tan pronto como abrió los ojos, Candace vio que su caravana estaba en llamas y fue capaz de salir con la perra, y Candace por eso ya podía agradecer a Annah una primera vez. Pero pronto la agradecería dos veces: por el hecho de que tenía todas sus pertenencias en la caravana, intentó regresar para recuperar algo de las llamas. El humo era demasiado grueso y Candace se cayó, incapaz de encontrar la salida: la fiel y valiente Annah entonces intervino de nuevo, arrastrando una vez más su amada amiga humana.



06_Doberman_Pincher



6. Khan lucha con la serpiente venenosa.



La pequeña Charlotte Svilicic estaba jugando en el patio trasero, cuando Khan, el Doberman de familia, empezó a gruñir. Una Serpiente Marrón Oriental (la tercera serpiente más venenosa del mundo!) no estaba muy lejos de la niña. Khan inicialmente trató de mover a Charlotte con su nariz, pero, al ver que no se movía, le mordió suavemente el pañal tirándola hacia atrás justo cuando la serpiente, con un movimiento instantáneo llegó a morderle la pata. Después de recibir el antídoto, Khan se ha recuperado totalmente y, desde entonces, su familia le llama “Khan el súper perro”.



07_Golden_Retriever



7. Toby, el enfermero a cuatro patas.



Mientras comía una manzana en su casa, Debbie Parkhurst estuvo a punto de ahogarse. Después de haber tratado en vano de aplicar la maniobra de Heimlich sobre sí misma, Debbie iba a desmayarse cuando entró en acción Toby, su Golden Retriever de dos años que, de pie sobre sus patas traseras, comenzó a saltar en su pecho hasta remover el trozo de manzana. Después de haber evitado lo peor, Toby empezó a lamer la cara de Debbie para mantenerla consciente. Un verdadero enfermero a cuatro patas!



10_German_shepard



8. El 11 Setiembre 2001: Trakr Salva la última vida.



Trakr es un buen perro policía, pero el acto heroico del que fue capaz ha superado con creces su deber. Trakr y su manejador, el oficial de policía James Symington, estaban trabajando en un equipo de búsqueda y rescate en las secuelas de la tragedia del 11 de septiembre de 2001, cuando el perro olió a una persona. Los equipos de rescate luego excavaron unos 10 metros de escombros hasta encontrar una mujer de 32 años, la última persona rescatada del desastre del World Trade Center.