Manchas de aceite en la ropa: 3 métodos naturales para eliminarlas definitivamente

19/02/2018 - 5:26 5158 Views

Las manchas de aceite en las prendas pueden resultar una pesadilla. El peligro de que nuestra ropa favorita pueda arruinarse para siempre nos asusta terriblemente. De hecho, las manchas de aceite son difíciles de eliminar y, desafortunadamente, no siempre es posible quitarlas del todo.

¿Quién no ha manchado alguna vez una prenda de ropa con aceite? A todos nos ha pasado que mientras comemos se nos ha caído una patata frita, un trozo de carne, etc. sobre el pantalón y nos ha dejado una aureola de aceite espantosa.

Pero no te desesperes, hay 3 métodos naturales que pueden eliminarlos por completo haciendo que tus prendas sean nuevas. Lo importante es que actúes lo más pronto posible sobre la mancha, para evitar que la grasa sea absorbida por la tela. 

Con los productos adecuados es posible eliminar estas manchas y volver a dejar tus prendas favoritas impecables.

¡Descubramos juntos estos útiles y eficaces trucos!

Sal, el método más veloz

El método más útil e inmediato, para evitar que la mancha de aceite permanezca permanentemente en su ropa, es usar sal. Así que coge papel absorbente con el que frotarás la tela manchada directamente. Posteriormente, vierte una pequeña cantidad de sal sobre la mancha de aceite y déjala durante aproximadamente 5 minutos. Finalmente, coloca la prenda en un recipiente con agua tibia y añade un poco de detergente para platos y espera media hora. Termina con un enjuague normal.

Bicarbonato y vinagre de vino blanco

El poder blanqueador del bicarbonato de sodio eliminará por completo la mancha de aceite de la tela. Simplemente aplique una pequeña cantidad directamente sobre el área afectada, frotando un poco la tela. Finalmente, será útil agregar una cucharada de vinagre de vino blanco que, gracias a sus ácidos naturales, no sólo elimina la sustancia aceitosa sino que le da suavidad a la prenda.

Zumo de limón para desengrasar

El limón tiene un fuerte poder desengrasante gracias al ácido cítrico que contiene. Así pues, consigue una rodaja de limón o unas cucharaditas de su jugo. Luego, procede frotando la rodaja de limón directamente sobre la mancha o vertiéndole el jugo. Déjalo por unos minutos y luego coloca la prenda dentro de un recipiente con agua tibia. Déjalo remojar durante media hora y, finalmente, procede con el lavado normal de la prenda.

Si te ha parecido útil este artículo ¡compártelo con tus amistades en Facebook!