¡Nala, la perra “en misión por cuenta de Dios”!

29/06/2015 - 2:11 347 Views
Esta es una de esas historias centradas sobre la bondad de algunos “individuos”, que a veces no son lo que esperamos, pero saben sorprendernos de todas formas.. Dedicamos esta galería a esas personas que dicen que una vida animal vale menos de una vida humana porque no tienen la misma sensibilidad, para que se den cuenta que están equivocados.



Nala es una perrita, para utilizar las palabras que dirían los Blues Brothers, “en misión por parte de Dios”. O al menos esto es lo que afirman los viejos pacientes del centro de cura Lyngblomsten, cerca de St Louis en Minnesota. Todo ha empezado hace unos 3 años, cuando Doug Dawson, el dueño de Nala, llegó al trabajo acompañado por esta joven perrita negra: nada mas llegar a la estructura, el caniche empezó a dar vueltas por los pasillos, oliendo el aire y poniéndose cada vez mas nerviosa mientras el señor Dawson trataba de averiguar que era lo que la alteraba tanto.



Al cabo de unos días lo entendió: Nala quería estar con los pacientes, sobretodo los que estaban en la fase terminal de la enfermedad (y de la vida). A partir de ese momento, la cachorra había encontrado su vocación, y lo que es mas importante: un dueño y un ambiente que le permitían cumplir con ella. Cada día este adorable caniche negro llega a la comunidad para los ancianos, donde cumple, a diario, un gesto mas único que raro. Tan especial que su historia se ha hecho cada vez mas famosa en todo el mundo…



Sigue en la lectura para VER A NALA EN ACCIÓN con los enfermos. Su historia y todas las fotos>>







La historia:



Nala sigue su dueño todas las mañanas hasta el centro de cura, donde empieza su vuelta de visitas especializadas. En cuanto llegan a la estructura médica, se separan: Doug, enfermero en el centro, prepara y suministra los medicamentos a los ancianos enfermos, principales ocupantes de esta clínica, mientras Nala ofrece mimos, cariño y diversión a los ingresados, con una atención especial reservada a los pacientes terminales.



Nala5



Como si ya no hubiese demostrado su genialidad, la perrita hasta coge el ascensor por su cuenta, aprovechando de los movimientos de los otros enfermeros o de los familiares de los pacientes, que ya se han acostumbrado a su presencia y de hecho se emocionan al verla llegar, porque saben que durante su permanencia no van a estar pensando en sus problemas o sus patologías.



De habitación en habitación, de piso en piso, este montóncito de rizos negros pasa sus días otorgando serenidad a personas que ya pensaban haberla perdido.

¿No os parece algo precioso? A prescindir de los instintos del perro, que nunca podremos saber cuáles son..



Nala6



Por otra parte, Nala tiene una SENSIBILIDAD ESPECIAL que hará que te CONMUEVAS. ¡Para averiguar a que nos referimos, procede en la lectura!



Un ángel a cuatro patas:



El don realmente especial de esta perrita es una EMPATÍA muy poco común en los perros, así que os podéis imaginar en los humanos. Sin embargo, esta empatía la reconocemos y apreciamos cuando nos embiste con tanto cariño y tanta bondad.



Nala1



Si en nuestra especie hay ciertos individuos que tienen una índole clara en una dirección, en el mundo animal vemos algo muy parecido: el carácter de los animales de compañía, especialmente el de los perros, no es tan variado (o variable) como el nuestro. Lo cual es aún mas increíble si pensamos que Nala NUNCA ha tomado parte a un curso de terapia animal, de donde salen de costumbre mascotas que, como ella, se dedican a dar soporte moral a los pacientes en las secciones mas tristes y nefandas de este tipo de clínicas.



 



Nala4



Sin duda Nala es una perra especial, muy especial… 



Nala3



 



Estás de acuerdo con los ancianos del “Lyngblomstem Care Center” cuando dicen que Nala está en “misión por cuenta de Dios”? Comenta nuestro articulo y compártelo en Facebook!



¡Ablandarás a todos tus amigos!