Esta Pareja Se Va A Pasar 60 Años En La Cárcel Por Hacerle Esto A Su Hijo Recién Nacido…

06/07/2016 - 6:31 261 Views
intro



No hay formas oficiales para aprender a ser padres, o ni que sea, para aprender a ser buenas personas. No hay guías que te digan como comportarte o que hacer cuando tu hijo tenga problemas. No hay libreta de instrucciones que explique como se hace eso de criar un hijo. Y sobretodo, criarlo bien. Todos estamos de acuerdo que unos errores se pueden cometer, ya que a ser padres, se aprende de camino.



A pesar de esto, los seres humanos nacemos con una ventaja respeto a los animales: la capacidad de pensar y ponderar nuestras acciones. Que se llame sentido común, criterio, corazón o como quieran. La cosa es que solemos definirnos capaces de elegir entre lo que esta bien y lo que es puramente maligno. Brittany y Justin Alston, una pareja de jóvenes americanos de 21 años escogió tener el bebé a escondidas y dejarlo morir en su propia casa. El universo escogió que el niño no muriera, por suerte, pero la crueldad no va a desaparecer nunca, y por eso ellos van a pagar con 60 años de cárcel, a partir de hoy.



1- JustinandBrittanyAlston



Todo empezó el día en el que la pareja decidió organizar una pequeña fiesta en su casa. Estaban los vecinos, los amigos y la cosa degeneró bastante pronto mientras iban emborrachándose, hasta que uno de los amigos sintió un débil sonido venir de una puerta que daba a una habitación sucia y casi inutilizada. “Casi” porque ahí fue donde vio a un bebé, el pequeño Riley, flotando en una charca de sus propios desechos, vómitos y a oscuras. Desnutrido, agonizante, deshidratado.. Hacía días que estaba en esa condición, y sus padres ni les importaba.



Ahí fue cuando llamaron a la policía







2 starvedbaby



En pocos minutos la pareja Alston estaba siendo detenida por la policía mientras que el pobre Riley era transportado de urgencias al hospital donde, después de duras luchas, consiguió salvarse. Que haya sobrevivido fue un milagro, según los doctores.



La pareja nunca se mostró tocada por sus acciones, y de hoy en día aún siguen afirmando que para ellos era más importante “cambiar el aceite al motor de su carro” antes que tener que pensar en el bienestar de su hijo recién nacido.



Por suerte, la justicia no dudó ni un segundo en darles el máximo de la pena para estos casos, es decir 60 años cada uno. 



El pequeño Riley, al dia de hoy está esperando a que sus nuevos padres lo vayan a buscar.