Los “patinazos” de la Royal Family

05/02/2018 - 4:15 15927 Views

Criticada pero aún así muy amada y seguida, la Royal Family está siempre lista para regalar algún clamoroso patinazo a sus súbditos y demás curiosos. En privado y en público casi todos los componentes de la realeza británica han protagonizado momentos muy embarazosos para la corona.

Será una tendencia de familia, será por culpa de los genes, pero parece ser que la casa de los Windsor, por un motivo o por otro, consigue siempre terminar en las primeras páginas, desencadenando un rumoreo gigantesco. Debe de ser difícil vivir como la realeza y respetar al 100% la etiqueta, incluso para la inamovible Elizabeth II, a quien se le ha escapado alguna expresión no demasiado diplomática, y así ella ha quedado bajo el ojo mediático.

Pero después de años en los que la reina intenta tener controlado al marido, al hijo y a los nietos le estará permitido equivocarse a ella también, ¿no? ¡Gracias a los patinazos de sangre azul también la Familia Real es un poco más normal!

11) Charles

La historia entre el príncipe Charles y su amante Camilla Parker Bowles ha dado mucha tela para cortar a los periodistas ingleses e internacionales. Espiados, interceptados, fotografiados… ha sido difícil para los tortolitos no caerse de bruces a la primera de cambio. De hecho, en el 1993, en una larga interceptación telefónica entre los dos amantes, Charles dejó escapar el un deseo respecto a su amada realmente particular y de dudoso gusto. Durante una llamada subida de tono, el enamoradísimo Charles, dijo a su amante que con tal de estar siempre cerca suyo se reencarnaría en uno de sus tampones. 

10) Philip

¡La buena sangre no miente! El padre de Charles y consorte de la reina, príncipe Philip, a estas alturas retirado de la vida pública, no se ha guardado sus opiniones personales a lo largo de los años, regalando muchos patinazos de los que hablar. En el 1980, durante un viaje a China, Philip avisó a los estudiantes del “peligro” que corrían si permanecían en ese país: “Los ojos se os pondrán almendrados si os entretenéis por aquí mucho rato”. En el 2001 regala otra perla. A un niño de trece años que tenía el sueño de ir al espacio le dijo “Así de gordo no podrás nunca ser astronauta” … en fin, por último, para rematar: en el 2002 en Australia le preguntó a un aborigen si realmente tiraban flechas. 

9) Elizabeth

Quizás contagiada por el marido, también la mismísima reina Elizabeth no se ha salvado de meter la pata en alguna ocasión. En el 2011, la reina visitó la galería de arte Turner Contemporary y fue recibida por la famosísima artista contemporánea londinense Tracey Emin. Y aquí el problema, porque Elizabeth muy cándidamente le preguntó si exponía solo en esa galería o trabajaba también en otros países. Pobre reina, nadie le había explicado quién era Tracey Emin. En el 2016, sin darse cuenta de que tenía una cámara apuntándola a lo lejos, dijo que los chinos eran muy maleducados, refiriéndose a un grupo de funcionarios de Pekín en una visita diplomática el año anterior.

8) Harry

Harry en el 2002 admitió haber hecho uso de marihuana y alcohol cuando tenía solamente 16 años y la ley a esa edad prohíbe ambas cosas. Sarah Forsyth, en el 2004, la profesora de artes plásticas en Eton, ha contado a News of the World haberse visto obligada por un superior a ayudar al príncipe a aprobar un examen. Harry, pocos meses después, participó de una pelea fuera de un local nocturno y fue registrado por los paparazis. En el 2005 el príncipe fue a una fiesta de disfraces de un amigo llevando un uniforme nazi.

7) Kate

También para la princesa Kate es difícil respetar la etiqueta. De hecho, descaradamente se ha saltado el desfile de la gloriosa Irish Guard. Este evento ha sido siempre honrado por la casa Windsor pero Kate ha preferido ocuparse de sus hijos, en vez que respetar la tradición. Otro paso en falso fue el del coste exagerado del viaje en helicóptero de Londres a Sandringham que le costó a los contribuyentes 3000 esterlinas. El mismo viaje lo realizo Elizabeth en tren por una suma claramente inferior.

6) Sarah Ferguson

En el 1992 las fotos en topless de Sarah Ferguson, ex-mujer de Andrew, segundo hijo de la reina Elizabeth II y de Philip de Inglaterra, dieron la vuelta al mundo en la portada de todos los periódicos. La duquesa de York, además de haber exhibido sus gracias, ha sido fotografiada mientras le chupaba el pulgar del pie el hombre de negocios John Bryan.

5) Anne

La princesa real Anne, hermana del Príncipe Charles, aún siendo madrina de más de 200 organizaciones caritativas, no ha tenido ninguna piedad ni buen gusto en demostrar el desprecio a un regalo que se le dedicó. Resulta que en las navidades del 2002, a un hombre que la estaba esperando afuera de una iglesia dijo muy quisquillosa: “¡Qué tipo de regalo es este!” Y no solo eso. Parece que entre la familia real los escándalos matrimoniales están a la orden del día. El divorcio de su primer marido – Mark Phillips,- estuvo envuelto en un escándalo cuando se descubrió que él había tenido una hija extramatrimonial en Nueva Zelanda que había intentado esconder por todos los medios. Finalmente, Anne y Mark se divorciaron en 1992 y en el mismo año ella volvió a contraer matrimonio con su amigo Timothy Laurence.

4) Edward

También el hijo más joven de la reina, Edward, les regaló detalles notables a los periodistas. Su mujer, Sophie, estuvo involucrada en un escándalo cuando hubo denuncias de que la agencia de Relaciones Públicas que presidía cuando se filtraron declaraciones de uno de sus colaboradores asegurando que organizaban tours sexuales, fiestas con provisión de drogas ilegales y menores de edad. Además se la acusa de haber expresado juicios poco amables sobre la reina Elisabeth II, de la reina madre, y también del ex premier inglés Tony Blair.

3) Edward VIII

Edward VIII y su compañera Wallis Simpson se encontraron con Hitler en el 1937 y por esto fueron acusados de ser simpatizantes con el nazismo. Además se sospechaba de que Simpson pasaba informaciones a los alemanes a causa de la relación de negocios con el ministro de Exterior de Berlín von Ribbentrop .

¡Comparte este artículo con tus amigos en Facebook! 

2) Margaret

La hermana más joven de la reina Elizabeth ha siempre dado que hablar. Ella nunca respetó mucho el protocolo y siempre se la veía relajada y divirtiéndose, a diferencia de su hermana que se preparaba para ser monarca. El escándalo mayor fue cuando se descubrió su relación con un hombre casado, Peter Townsed, que era uno de los empleados de la familia real. Luego de que el escándalo saliera a la luz, Townsend se divorció y se comprometió con la joven Margaret pero, desafortunadamente, el compromiso se rompió dos años después.

princesa margaret

1) Meghan  

La prometida del principe Harry es conocida no sólo por el “logro” de haber hecho sentar cabeza al festivo príncipe, sino también por sus fallas en el seguimiento de las reglas protocolares de la casa real. Obviamente ella lleva la parte más difícil ya que es estadounidense y su origen no tiene nada que ver con la realeza y sus rígidas formalidades. Entre las pequeñas cosas de las que se la “acusa”están, usar jeans en un evento informal oficial, no usar medias transparentes el día del anuncio de su compromiso, abrazar fans, dejarse besar la mano y firmar autógrafos, además de muestras de cariño a Harry en público.

Meghan Markle