Cómo planchar bien las sábanas en la mitad del tiempo

04/06/2018 - 11:42 1592 Views

Planchar es una de esas tareas domésticas que se evitarían con gusto. Pero, por necesidad, es imposible escaparse. Incluso si se pierden horas con esas prendas que se planchan mal, a veces muy mal, es siempre necesario usar la plancha para mantener los armarios ordenados.

Después de todo, es siempre agradable tener a mano lencería perfumada y poderse acostar en una cama con sábanas limpias y suaves, y es aún más agradable saber que existen técnicas que permiten planchar lo menos posible, logrando igualmente tener los armarios en orden.

Si no tienes idea de cómo planchar bien las sábanas y como hacerlo rápido, aquí te damos algunos pequeños consejos para obtener los mejores resultados en la mitad del tiempo>>>

1) Extender bien sin dejar marcas

En primer lugar, es necesario extender bien. De esta manera, durante el secado, se perderán la mayor parte de los pliegues causados ​​por la centrífuga de la lavadora. Si debes usar necesariamente pinzas para la ropa, para que las sábanas no caigan al suelo, colócalas sobre las costuras. Esto evitará que la tela se marque. Además, es aconsejable utilizar un suavizante ecológico durante el lavado para que éstas resulten aún más suaves.

2) Doblar las sábanas antes de plancharlas

Si no eres muy hábil con la tabla y la plancha, otro consejo útil a seguir es doblar las sábanas antes de realizar el planchado. Recuerda mantener el borde bordado en la parte externa y doblar siempre del mismo lado. Con este recurso, todas las capas de la sábana se estirarán simultáneamente por el peso y el calor de la plancha, sin necesidad de recurrir a otros pasos.

3) Planchar las sábanas todavía un poco húmedas

No permitas que las sábanas se sequen hasta que estén casi duras. Para plancharlas bien es aconsejable hacerlo cuando todavía están un poco húmedas. Para estirar bien la tela, recuerda entonces rociarla con un apresto. Este producto, además de suavizar las sábanas, les dará un olor limpio, realmente agradable y duradero. Además, también los vapores del hierro serán una ayuda valiosa para dar a las sábanas un planchado realmente profesional. Una vez terminado, espera hasta que estén completamente secas antes de colocarlas en el armario.

4) Colocar (bien) la sábana sobre la tabla

Para perder menos tiempo, puedes doblar la sábana a la mitad de su ancho y en tres partes de alto, y luego colocarla en la tabla con el dobladillo paralelo al borde. La tela se debe planchar con movimientos amplios y precisos primero de un lado y luego del otro. En el caso en que la sábana tenga esquinas, simplemente dóblala a la mitad de su ancho y luego haz concordar las puntas superiores con la punta de la tabla, tirando de la tela y pasándole la plancha encima para estirarla mejor. A continuación, se debe repetir la acción para estirar las puntas inferiores.

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo con tus amigos en Facebook!