Pollo a la cerveza, un plato tierno y delicado

31/07/2018 - 12:55 2047 Views

Una de las carnes que más se utilizan en la cocina es el pollo. Carne blanca y fácil de cocinar, esta ave es muy apreciada en todas las cocinas del mundo. Se puede cocinar en versión crocante, a la parrilla y también como estofado o hervido.

Generalmente, posee muy pocos restos debido a que cada una de sus partes puede usarse en diferentes recetas o puede también usarse para realizar alguna preparación base.

El pollo a la cerveza es una preparación que puede parecer compleja al principio, pero aquí te explicaremos cuan fácil será hacerlo y, sobre todo, en qué modo ahorrarás tiempo, ya que esta receta requiere muy poca preparación preliminar.

Como herramientas usarás solo una olla con tapa, en lo posible alta, y una sartén normal. Por lo demás, los ingredientes se usarán prácticamente tal como se fueron adquiridos.

La cocción será muy fácil y no necesitarás tener muchas precauciones, el resultado final será sabroso y delicado, una carne jugosa y un buen equilibrio entre los ingredientes, con el punto justo de amargo que le dará la cerveza. Continúa leyendo para saber en qué modo proceder >>

1) Los ingredientes para cocinar el pollo a la cerveza

Para 4 personas se necesitarán 2 pechugas de pollo enteras, 50 gramos de mantequilla, 1 cebolla, 1 vaso de cerveza rubia, sal y pimienta y una papa grande. Los ingredientes son pocos y simples y requerirán muy pocos trucos. La mantequilla puede reemplazarse con el aceite de oliva, pero la receta pierde un poco de sabor y cuerpo. A lo sumo, puedes reducir a la mitad las dosis para obtener un plato más liviano.

2) Preparación

Coloca en el fuego una sartén antiadherente, hasta que esté bien caliente. Cocina el pollo de ambos lados para que se dore de ambas partes. Haz este paso en modo rápido, solo tienes que crearle una pequeña crosta. Luego, en una sartén, derrite la mantequilla y agrega primero la cebolla que has picado (puede ser también en trozos gruesos) y luego el pollo que has dorado. Tan pronto como todo se caliente, pon la sal y la pimienta y luego esfúmale el vaso de cerveza.

3) La cocción del pollo a la cerveza

Una vez que la cerveza se haya esfumado con el pollo y se esté evaporando, agrega los trozos de papa sin cáscara, incluso si son grandes. Agrega medio vaso de agua y cubre todo. Cocina durante una hora, siempre en modo cubierto, usando el fuego más pequeño y a bajo volumen posible. Controla de vez en cuando, y cuando esté a mitad cocción, revuelve todo. Cuando esté listo, saca el pollo y licúa la salsa. La papa hará que ésta se vuelva cremosa y equilibrará el carácter amargo dado por la cerveza.

Si te gustó la receta, ¡compártela con tus amigos en Facebook!