Matrimonio de William y Kate: 12 secretos de ese día

19/12/2017 - 10:35 16908 Views

El matrimonio de William y Kate ha sido seguramente uno de los más seguidos y más envidiados de los últimos tiempos. Una historia súper romántica: el bello príncipe que se enamora de una chica común (o casi).

Desde aquel 29 de abril del 2011 han pasado algunos años pero la curiosidad sobre aquél día continua fascinando a muchos. Tras haber descubierto cada particularidad sobre el vestido de novia de ensueño de Kate, las indiscreciones no se han agotado todavía.

Ha sido el evento del siglo, todos los periódicos y televisiones del mundo han dirigido sus focos sobre el matrimonio entre William y Kate y difícilmente esas luces se oscurecerán pronto.

Todos los recordamos guapos y enamorados, prometiéndose amor eterno, pero también para su boda han sido necesarios algunos pequeños trucos. Indispensables para la resolución perfecta de esta inolvidable ceremonia.

Descubramos juntos los 12 secretos del día del matrimonio de Kate y William>>

12) Los uniformes transpirantes de William y Harry

Uno de los problemas durante el día del matrimonio para muchos esposos es el calor insoportable. Un poco por las temperaturas y un poco por las emociones, los trajes de hombre no son muy ligeros, y peor todavía si tienen que utilizar un uniforme. Para soportar el calor y la tensión causados por el evento, los uniformes de William y Harry fueron realizados a propósito para ese día, de manera particular. De hecho, el material utilizado para confeccionarlos fue totalmente transpirante. De esta manera se hizo más tolerable el bochorno y el calor en el interior de la Abadía de Westminister, donde se celebró el matrimonio.

El artículo continúa en la siguiente página> >

11) Truco “hazlo tu misma” de Kate

Si pensáis que entre los costes exagerados para el matrimonio de Kate y William se incluyan también aquellos del maquillaje de la novia, os equivocáis estrepitosamente! De hecho, el maquillaje para el día de la boda no fue realizado por un maquillador súper famoso sino por la propia esposa con sus manos. Kate, para prepararse para el día más importante de su vida, ha seguido algunas lecciones de self make-up y así ha podido maquillarse perfectamente ella sola, consiguiendo realizar un estilo romántico y refinado.

El artículo continúa en la siguiente página> >

10) Kate ha respetado las tradiciones para el matrimonio

Kate ha estado muy atenta para respetar las tradiciones reservadas a la esposa para el día de la boda. De hecho, ha utilizado algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo de color azul, siguiendo perfectamente las costumbres. Y ya hablando más concretamente: algunas de las partes del encaje del vestido eran viejas, los pendientes eran nuevos y fueron un regalo de sus padres, la tiara se la prestó la Reina Elisabeth y, Sarah Burton de Alexander McQueen cosió una cinta azul en el interior del vestido.

El artículo continúa en la siguiente página> >

9) Un bouquet dedicado al marido

Muy romántica la elección de las flores para el bouquet de Kate. De hecho, a parte de haber sido realizado con perfumados jacintos y lirios del valle, la flor principal era el Sweet William, también conocido como el clavel de los poetas. Una elección tomada con mucha consciencia e intención para uno de los matrimonios más seguidos y envidiados del siglo. Para la composición, la novia confió el trabajo al diseñador floral Shane Connolly.

El artículo continúa en la siguiente página> >

8) Muchísimos invitados en la iglesia

 El día del matrimonio de William y Kate los invitados eran realmente numerosos. De hecho, se juntaron alrededor de 2000 personas, todas abarrotadas en el Abadía de Westminister para asistir a la ceremonia. Entre los presentes había muchísimos VIP. No podían faltar los amigos más queridos como: los cónyuges David y Victoria Beckam, el cantante amigo de la llorada Lady D Elton John y el actor Rowan Atkinson, alias Mr. Bean.

El artículo continúa en la siguiente página> >

7) Las coronas de las damas de honor: un significado importante

Sabemos bien que las madres no pueden eximirse de meter un poco de su toque personal incluso en los preparativos de la boda de sus hijas. Obviamente, también la madre de Kate ha participado añadiendo un toque. De hecho, las coronas de las damas de honor tenían un significado muy particular. Realizadas con flores, eran iguales al modelo utilizado por Carole Middleton el día de su matrimonio celebrado en el 1980.

El artículo continúa en la siguiente página> >

6) La tarta de bodas de 8 pisos  

La tarta de bodas con una altura de 8 pisos fue realizada por la célebre diseñadora de tartas Fiona Cairns. El postre se decoró con azúcar glass, crema, y 900 flores de azúcar de 17 tipos diferentes. En el centro de la tarta se representó el mismo motivo de las guirnaldas decorativas de la picture Galleri, la misma sala de Buckingam palace en la que se expuso la tarta de la boda.

El artículo continúa en la siguiente página> >

5) Números y costes para la seguridad

Los costes para la seguridad para el día del matrimonio de Kate y William sumaron alrededor de 20 millones de esterlinas y corrieron todas a cargo del Estado y por lo tanto de los ciudadanos y contribuyentes ingleses. Para aquél día, Londres fue invadida por agentes de seguridad para presidir la procesión, la Abadía de Westminister y el palacio real. En total tuvieron a disposición para el evento 5.000 policías.

El artículo continúa en la siguiente página> >

4) William no recibió alianza

Para este matrimonio ha sido realizada solamente una alianza de bodas, la de Kate, en oro extraído de Gales. William, al contrario, no ha recibido ningún anillo durante la ceremonia de boda por parte de su esposa. Esta ha sido una decisión personal del esposo y no una imposición para respetar el protocolo real.

El artículo continúa en la siguiente página> >

3) Dos banquetes para la boda

El almuerzo para la boda, muy formal, ha sido ofrecido por parte de la Reina Elisabeth después de la ceremonia a 600 personas, mientras que el segundo, la cena a la noche, quedó reservado a 300 invitados, y fue ofrecido por Carlo. Los esposos William y Kate han acogido parientes y amigos durante un banquete con platos tradicionales, brindis y bailes.

El artículo continúa en la siguiente página> >

2) El coche de los esposos  

William y Kate abandonaron Buckingham Palace a bordo de un Aston Martin muy particular. De hecho, ese coche es propiedad del príncipe Carlo, que lo recibió como regalo por su vigésimo primer cumpleaños. Como dicta la tradición, los amigos de la pareja decoraron el coche con simpáticos globos, cintas, y la matrícula de “Just Married”.

El artículo continúa en la siguiente página> >

1) Luna de miel sorpresa para Kate

El príncipe William consiguió mantener en secreto el destino de la luna de miel tanto a su mujer como a los medios hasta el último momento. Solo después se descubrió que pasaron dos semanas en una villa privada en las Seychelles.

Si el artículo te ha parecido interesante compártelo con tus amistades en Facebook!