Llega del Tíbet la receta natural para dientes blanquísimos

28/10/2016 - 5:27 161 Views
Los monjes tibetanos tienen unos dientes perfectos y muy blancos: ¿cuál es su secreto? Ciertamente, no es el uso de prótesis dentales o la proximidad de estudios médicos y dentales: el mérito, de hecho, es de una forma de comer que prevé la exclusión de harinas y azúcares refinados.

El color de nuestros dientes depende también, y sobre todo, por lo que comemos (además del hábito de beber café y fumar), y no solo esto: en el Tíbet, hasta las personas de edad más avanzada pueden contar con una boca luminosa y en perfecto estado de salud. ¿Cuál es su secreto?

No podemos pretender imponernos una vida de monjes para evitar que nuestros dientes se amarillenten, pero encontramos que su dentadura perfecta no es sólo una cuestión de disciplina y salud, sino también por el uso de una extraordinaria pasta de dientes muy especial.

Una pasta de dientes que no se encuentra en el badulaque, pero se puede preparar con facilidad en casa. Aquí están la receta y los ingrediente: veámoslos juntos >>

3) La pasta de dientes D-I-Y

No hay ningún ingrediente extraño: el componente principal de esta pasta de dientes blancos es un producto de la naturaleza: la sal. Para lograr esta pasta de dientes casi milagrosa se necesita de sal kosher, un tipo particular que se puede comprar fácilmente en Internet.

El procedimiento es muy sencillo: después de hervir una taza de agua en una cacerola, se apaga el fuego y se deja enfriar. Consecuentemente, se disuelve la sal kosher: para una taza son suficientes tres cucharadas de sal. Después de mezclar los dos ingredientes con el fin de obtener un compuesto lo más homogéneo posible, se notará una espuma aparecer en la superficie, que debe ser eliminada.

1

El articulo continua en la pagina siguiente >>

2) Como usar la sal

Llegados a este punto se toman los cristales de sal y se frotan directamente en los dientes: sólo se necesitan cuatro o cinco para beneficiar del efecto deseado. Para frotar puede ayudarse a sí mismo con los dedos; de forma alternativa, se pueden colocar directamente en el cepillo. Lo que es importante es hacerlo con la mayor delicadeza posible y sin frotar demasiado: de lo contrario, el riesgo que corremos es de dañar las encías.

Después de haber terminado de frotar los dientes con los cristales de sal, se puede enjuagar la boca con la mezcla de agua y sal preparada anteriormente, haciendo gárgaras como si estuviera usando un enjuague bucal.

2

El articulo continua en la pagina siguiente >>

1) Los beneficios de la sal kosher

La receta que usan los tibetanos para tener siempre los dientes blancos, de hecho, tiene a la sal kosher como ingrediente secreto, un tipo particular de sal que tiene una forma más aplanada y alargada que la que caracteriza a la sal yodada tradicional que tenemos todos nosotros en la cocina .

Por supuesto, en un primer momento la presencia de sal en la boca puede ser no muy agradable, pero cada día que pasa será más una costumbre, especialmente viendo los resultados extraordinarios que comenzarán a aparecer!

3

¿Que le ha parecido nuestro articulo? Si le ha sido útil compartalo con sus amigas en Facebook.