5 trucos para no planchar nunca más

23/04/2018 - 12:19 5714 Views

basta plancha

A algunas personas les resulta relajante tener algo de tiempo para poder planchar y, mientras tanto, pensar o mirar televisión.

La mayoría, sin embargo, cree que es un trabajo doméstico tedioso que evitaría si fuera posible. El rechazo a la plancha caliente se convierte en un odio profundo en el verano, en las veladas largas y sofocantes, cuando sólo la idea de tener que producir vapor caliente se convierte en la peor de las pesadillas.

Sin embargo, no podemos evitar esta tarea porque, a pesar de que los diseñadores han intentado instaurar la moda “arrugada“, las prendas sin planchar no siempre son presentables.

¿Existe una solución? ¡te proponemos 5! Si sigues nuestras instrucciones, podrás evitar perder el tiempo con la plancha y obtener ropa que luzca como recién salida de la tintorería. Lee el artículo y conoce estos 5 fantásticos trucos para poder decir ¡NO MÁS PLANCHA!

5) La elección de las prendas

El momento de comprar es el primer paso para ganarle la lucha a la plancha. Hay que evaluar bien las telas de las que se compone la ropa que se quiere comprar: optar por prendas que, en general, no necesitan plancha como jeans y camisetas elásticas, telas técnicas o prendas en jersey.

4) El programa de lavado

Además, la elección del programa de la lavadora puede ser una excelente manera de reducir los pliegues de la ropa después del lavado. Es mejor elegir un ciclo corto y que no exceda los 800 ciclos de centrifugado. También hay lavadoras que cuentan con el programa “planchado fácil” con un centrifugado a baja velocidad. Otras cosas a tener en cuenta al momento de lavar: en lugar del suavizante habitual, se puede agregar vinagre blanco que tiene el poder de suavizar las telas; después, es aconsejable extender la ropa al sol apenas termina el ciclo de lavado para que el aire caliente contribuya a aumentar el efecto suavizante sobre las fibras. 

3) La secadora, ¡que gran invento!

Quien posee este electrodoméstico ya se habrá dado cuenta de cuan maravilloso es. Su uso asegura que la ropa se seque sin los pliegues y las marcas dejadas por las pinzas para la ropa, típicas de cuando las dejas secar en la rejilla de secado. En resumen, ¡la secadora reduce en gran medida la probabilidad de que te toque planchar!

2) Aprendamos a tender

Quien sabe cómo tender correctamente, sabe que de esta manera puede evitar el aburrimiento de planchar la ropa. El procedimiento ideal es, luego de retirar las prendas del lavarropas, sacudirlas vigorosamente y extenderlas sobre el tendedero sin usar broches, teniendo cuidado de que no haya pliegues. La idea es dejar la ropa colgada lo más estirada posible así que, de ser necesario, puede resultar útil hacerlo con la ayuda de otra persona. 

1) Finalmente, el plegado

Todos los pasos son importantes y el último, el plegado, también, ¡hay que prestar atención a todos los detalles! Al quitar la ropa seca del tendedero, se la coloca sobre una superficie dura, como por ejemplo la mesa de la cocina u otro mueble cómodo; se aconseja doblar las prendas una a una poniendo mucha atención en los bordes, las mangas y los bolsillos. Antes de colocar la ropa doblada en el armario o cajones, se puede dar el toque final al trabajo presionando con un libro pesado (una enciclopedia o diccionario, por ejemplo) ¡y listo! ¡ropa perfecta sin nada de plancha!

Si te ha parecido útil este artículo ¡compártelo con tus amistades en Facebook!