Las mejores 8 venganzas en la lucha por el parking

29/03/2018 - 12:02 10093 Views

Terminemos con los prejuicios. Tanto hombres como mujeres pueden ser catastróficos en el momento en el que tienen que abandonar el propio vehículo, independientemente del hecho de que se trate de un parking de pago o de una simple parada rápida.

El concepto es simple y poderoso. No importa en absoluto que el automóvil esté colocado en las franjas blancas o azules, que está estacionado en el perímetro para discapacitados o en medio de la carretera: basta dar una vuelta por los suburbios para creerlo: lo que importa es aparcar mal. 

La historia se vuelve interesante cuando un individuo reacciona ante la infracción y decide actuar, decide vengarse, aunque no siempre de manera convencional. Contra coches nuevos y usados, cochazos o coches “desechables”: el transeúnte enojado no ahorra ningún gasto en lo que a imaginación se refiere y se toma su revancha a su manera. Bien: aquí están los 8 espacios de estacionamiento más abusivos de todos los tiempos con la correspondiente venganza de quienes fueron víctimas de esta falta de consideración hacia los demás.

  1. Auto basurero

El motivo por el cual este coche generó incomodidad no está claro. Alguien, sin embargo, ha pensado en usarlo como un contenedor de basura, cubriéndolo con bolsas de residuos y basura de todo tipo a pesar de que los contenedores no están ni a un paso de distancia. Parece que en esa ciudad no están particularmente acostumbrados a la recolección diferenciada de resiudos. El problema es otro: ¿toda esta basura la habrán tirado con el orgánico, en el plástico o en el vidrio?

  1. La Momia

Hoy en día, uno no puede estacionar tranquilo ni en las rayas blancas siquiera. Uno deja el carro allí, invade por poco el espacio cercano y aquí está el resultado: un automóvil completamente rodeado de papel de embalaje. Una cantidad verdaderamente increíble que hace pensar en una vendetta premeditada. “Disculpe, ¿tiene un poco de papel de embalaje?”

  1. Just for you

Parking spot just for you“. Traducido: “Un parking solo para ti”. Ningún daño, ninguna ventanilla rota, ningún coche lleno de basura o demás. Solamente las palabras, más cortantes que un cuchillo afilado. Un modo como cualquier otro para exprimir la propia genialidad. Para quien no lo haya notado todavía: el artífice de la obra ha incluso trazado dos líneas laterales. ¿Y qué importa si en medio hay una línea amarilla?

  1. Urgencias y exigencias

Respeto sí, pero sólo para el bombero” es un típico dicho de la cultura popular. Y por lo que parece, se han convertido en maestros en vida en este caso. Llegados al lugar por una urgencia, estos bomberos han encontrado el espacio reservado para autobombas ocupado por un BMW. En vez que perder precioso tiempo llamando a la policía y a la grúa para moverlo, han pensado en destruir las ventanillas para crearse un personal y limpio salvoconducto para pasar la manguera y así poder atender la urgencia.

  1. En la picota

Sigue siendo un misterio de la naturaleza humana esa actitud que impulsa a un individuo a estacionar el automóvil a medio camino entre un lugar y otro. En este caso, nos confundimos con lo paranormal, con un SUV estacionado para ocupar cuatro estacionamientos. Pero alguien que pasó con tizas de colores quería consagrarlo completando una obra de arte hasta la máxima sugerencia. ¿Cómo? Llenando el pavimento con flechas para indicar el coche e imprimir un adjetivo simple y simple: “Asshole”. Esto equivale, en español, a decirle a alguien “pedazo de mierda”.

  1. Servicio del orden

No queda clara la dinámica del hecho. Ya sea una burla, una venganza por un aparcamiento no consentido o incluso solamente un gesto casual de un colgado no hace la diferencia: este automóvil aparcado en el estacionamiento de un supermercado, está literalmente rodeado por un ejército de carros de la compra, es una de las cosas más locas de la historia del párking. Cómo saldrá de eso, no se sabe.

  1. Abusones

Parece una película, un fotograma tomado del rodaje del nuevo Fast and Furious. Pero no, no es así. Un coche de cualquier persona estaba rodeado por un grupo de otros coches. Evidentemente, los otros no perdieron la descarada arrogancia con la que el “despistado” había entrado y aparcado en el medio del estacionamiento, creyendo que estaba vacío y poco frecuentado. Rodeado y sin salida.

  1. “Fácil de aparcar”

Hay una regla de oro Cuando se trata de los Smart siempre debe haber alguien que reitere el concepto de que “puedes ponerlo donde quieras”. Lo que realmente es verdad en este caso, sin embargo, lo imposible: la excepción que (tal vez) confirma la regla. Un automóvil Smart rodeado de obstáculos en el cual se encuentra la palabra “No parking“, es decir, “No aparcar”. Sin embargo, queda una duda: ¿el Smart llegó antes o después del cartel?