Vinagre: adiós a 5 detergentes que nos parecían fundamentales

21/05/2018 - 12:25 2758 Views

Ya sabes, limpiar la casa es aburrido y pesado, y también puede ser muy caro, especialmente hoy en día, la góndola de artículos de limpieza del hogar, puedes encontrar una gran variedad de limpiadores específicos para cada ambiente, suciedad y superficie.

Estos productos ciertamente no son baratos y, ¿tiene algún sentido comprar un producto por cada cosa que tenemos que limpiar? Por suerte existen varias alternativas que no solo resultan más económicas, sino que también son más ecológicas. Pero… ¿no es un poco utópico pensar que pueda existir un producto que limpie todo y no sea dañino? ¡Claro que no!

Lo que estamos a punto de ver es un producto que todos tienen en casa: el vinagre; un inmortal de la limpieza. De hecho, el vinagre es un producto muy versátil que, además de ayudarte acocinar, se volverá indispensable en todas las etapas de tu rutina de limpieza. 

Siguiendo nuestros consejos, podrás ahorrarte la compra de, al meno, 5 productos de limpieza. ¿Quieres saber cuales son? Veámoslo juntos >>

5) El detergente antical

¿Limpiaste todo el baño pero igual quedaron manchas blancas en grifos y azulejos? ¡El vinagre es la solución! Estas manchas no son antihigiénicas ya que es sólo el resto de cal del agua, el problema -además de que son antiestéticas- es que si se acumula mucha en los grifos puede obstruir levemente la salida del agua. No te preocupes, llena un rociador con vinagre blanco, rocía bien las áreas manchadas y luego pasa un paño de algodón seco. La peculiaridad de este excelente aliado de limpieza es que, a diferencia de los detergentes comprados, no es agresivo con los materiales; por lo tanto, no correrás el riesgo de encontrarte con superficies dañadas. Atención con el mármol, que es un material muy poroso y delicado para el vinagre.

4) El suavizante

Si eres quien se encarga de lavar la ropa en casa, sabrás cuánto puede costar un suavizante perfumado y superconcentrado comprado en el supermercado. Digamos adiós a este gasto loco; con el vinagre, tener prendas ya no será un obstáculo para nuestros ahorros, sólo tendrás que añadir un poco en el compartimento destinado al al suavizante y, si quieres que además de suaves estén perfumadas, agrega unas gotas de tu aceite escencial preferido y listo.  Un punto importante que debe recordarse es que el suavizante es uno de los detergentes más contaminantes que existen, reemplazarlo con algo natural es una gran idea.

3) El abrillantador

Como puedes imaginar, uno de los beneficios del vinagre es su poder desengrasante que hace que los platos queden super brillantes; a característica especial del vinagre es la de hacer que los platos sean muy brillantes; no es por nada es uno de los componentes de muchos detergentes. Cuando uses el lavavajillas, simplemente agrégalo al lavado clásico y no te preocupes por el olor, después del ciclo no habrá ni rastro. Otra característica importante es que el vinagre no solo da brillo, sino que también higieniza profundamente y previene los malos olores de los restos de alimentos, especialmente en los vasos.

2) Detergente para acero

Mantener las superficies de acero siempre brillantes, ciertamente no es fácil. El problema es que es un material delicado, que se estropea fácilmente si entra en contacto con detergentes demasiados agresivos o con la esponja de metal; una razón más para usar el vinagre. Llena una botella rociadora con vinagre blanco, rocíalo bien las superficies y frótalo suavemente con una esponja suave; cuando las manchas hayan desaparecido, seca con un paño limpio de algodón.

1) Desincrustante para lavadoras

Como ya hemos explicado, una de las tantas propiedades del vinagre es que funciona como un excelente anticalcáreo: ¿por qué no usarlo como desincrustante para la lavadora? Para prolongar la vida de tu electrodoméstico, será suficiente usarlo una vez al mes: vacía una botella de 1 litro de vinagre blanco en el tambor vacío de la lavadora y activa el programa más largo a una temperatura no inferior a 60 ° C. Esto hará que la formación de cal sea mucho más lenta, además lo mantendrá higienizado y libre de olores desagradables.