La receta de las albóndigas es un clásico en todos los recetarios familiares. Ya sea en los estofados invernales o en versión “mini” para un aperitivo de verano, son ese clásico plato que les gusta a todos… ¡son realmente irresistibles!

Muchas veces quedan un poco relegadas de los menús cotidianos por el prejuicio de el precio por su sabor es una elaboración complicada y pesantez de estómago. Sin embargo, aquí traemos una buena noticia: ¡las albóndigas sabrosas y livianas existen!

Aquí les presentamos, entonces, una receta básica con pocos y simples pasos que puedes modificar a tu gusto: puedes reemplazar la carne bovina por la de tu preferencia (cerdo, pollo o pescado quedan muy bien) puedes experimentar con una versión vegetariana.

El punto clave es la cocción: se hacen al horno.

¿Quieres saber cómo hacer para que no salgan secas y conserven todo su sabor? ¡Sigue estos pasos! >>>