Como sabemos, con el invierno llegan el frio y los cambios abruptos de temperatura, los cuales pueden ocasionar desequilibrios en todo el organismo, afectando incluso a nuestros cabellos. Lamentablemente es un hecho: los factores ambientales, como las bajas temperaturas, las lluvias y el viento, pueden alterar la estructura capilar de los cabellos, afectándolos negativamente. Además, muchos de los accesorios que usamos en esta temporada para mantenerlos en orden, peinados, o para proteger nuestras cabezas del frío, pueden llegar a romper los cabellos o a aumentar el efecto frizz.

Así que, si bien deberías hidratar tus cabellos en todas las estaciones y a pesar de que generalmente se considera que el verano (con el calor, las olas y el viento) es la temporada más peligrosa para las cabelleras, el frío también puede serles altamente perjudicial.

Sin embargo, no debes preocuparte, ya que con algunos cuidados podrás mantener tu pelo sano, brillante y manejable incluso en esta temporada. En efecto, adoptando algunas simples precauciones puedes llegar a lucir un pelo tan hidratado como en cualquier momento del año.

En este articulo te daremos algunos consejos, que han sido elaborados por especialistas en la temática, para poder mantener tus cabellos hidratados y sanos aún durante los meses más oscuros del año. ¡No te los pierdas!