Una vez al mes, durante el periodo de menstruación, el cuerpo de la mujer sufre una gran cantidad de alteraciones. En efecto, a diferencia de los hombres, cuya producción de hormonas suele variar muy poco, en los 28 días que dura el calendario menstrual, las mujeres sufren numerosos cambios hormonales que se traducen en desequilibrios a nivel fisiológico y también a nivel emocional.

Estos desequilibrios, que se ven reflejados en el estado de ánimo, en las actitudes, en los deseos y en las necesidades, se producen por la alteración de las dos hormonas que rigen al sexo femenino: el estrógeno y la progesterona.

En efecto, en todas las mujeres, las alteraciones de estas hormonas inciden sobre todo el organismo, generando cambios fisiológicos que a veces son fuertemente percibidos.

Los desequilibrios generados por las alteraciones hormonales pueden producir la reducción o el incremento de algunas sustancias que se encuentran en nuestros organismos. El tan famoso y detestado acné menstrual, que por desgracia afecta a tantas de nosotras, encuentra su explicación en estas alteraciones. Descubramos juntas las causas y características de esta fastidiosa forma de acné…