Los malos olores, la aspereza y la poca capacidad de absorción son defectos que se encuentran en muchísimos tipos de toallas, incluso en las nuevas. Después de una ducha refrescante y vigorizante, secarse con una bata de baño poco absorbente, maloliente o incluso áspera puede ser una sensación realmente desagradable. ¿De qué dependen estos problemas tan fastidiosos?

Las tinturas utilizadas en la fabricación de las toallas pueden hacer que éstas se vuelvan más ásperas con cada lavado. Sin embargo, la elección de tejidos más naturales no es una garantía de calidad: independientemente del material utilizado, las toallas pueden igualmente retener la humedad y emanar feos olores, lo que tiene come consecuencia la proliferación de bacterias.

Si están pensando en comprar esos productos químicos súper caros en el supermercado, que dicen tener quien sabe qué tipos de soluciones beneficiosas para vuestras toallas, están eligiendo el camino equivocado. Para darles nueva vida basta solamente con usar esos ingredientes naturales que ya tienen seguramente en su casa y que funcionan de maravilla!

Descubramos juntos cómo tener toallas más suaves, más perfumadas y más absorbentes con estos 5 simples trucos:

1) Lavar las toallas con detergente

A menudo se piensa que, para obtener mejores resultados, es necesario usar grandes cantidades de detergente. Si bien dijimos que lo ideal es lavar con bicarbonato y vinagre, algunas personas prefieren seguir confiando en su detergente habitual. En realidad, estos detergentes tienden a acumular sustancias químicas que, después del lavado, obstruyen el tejido, lo que lo hace más áspero y, en este modo, le impide la absorción del agua. Menos es más.

cuanto-detergente-lavar-toallas
Cuánto detergente usar para lavar las toallas

2) Reemplaza el suavizante con el vinagre

El suavizante no es esencial para lograr que las toallas sean más suaves. El vinagre blanco, que todos tienen en casa, es un excelente sustituto natural porque suaviza mejor el tejido, sin tener efectos negativos. Los resultados son mucho mejores: toallas más agradables al tacto y más absorbentes.

lavar-toallas-vinagre
Reemplazar el suavizante por vinagre blanco

3) Lavar las toallas con bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Para tener toallas más absorbentes y más perfumadas no hay necesidad de abusar de esos suavizantes o e detergentes demasiado químicos: de hecho, estos productos no sólo no favorecen su capacidad de absorción, sino que también hacen que las telas tengan una menor duración. Después de haber programado el lavarropas para el lavado con agua caliente, es necesario colocar un vaso de bicarbonato de sodio en el compartimiento del jabón y una taza de vinagre blanco en el lugar del suavizante. El ácido acético que contiene el vinagre blanco ayuda a eliminar las bacterias y la humedad, suavizando las toallas, mientras que el bicarbonato favorece la eliminación de la suciedad y neutraliza los olores.

como-lavar-las-toallas
Lavar las toallas con bicarbonto y vinagre

4) Como secar las toallas

Las bacterias encuentran un terreno fértil en la humedad, por lo que es importante lograr secar bien las batas y las toallas después de utilizarlas extendiéndolas al aire libre o sobre un calefactor. No es necesario lavarlas después de cada uso, es suficiente con que queden completamente secas. De esta forma, también se evita la formación de malos olores. En caso que no sea posible colgarlas al aire libre a causa del mal tiempo, recuerden que pueden hacerlo dentro de la casa, pero que esta última debe ser bien ventilada, todos los días. Un último detalle: nunca dejen las toallas mojadas en el lavarropas. ¡El ambiente húmedo de ese electrodoméstico es el lugar ideal para la formación del moho!

como-secar-las-toallas
Es importante secar las toallas luego de cada uso

5) Cuanta ropa poner en la lavadora

En realidad este truco es siempre válido, pero lo es especialmente cuando se trata del lavado de las toallas. Si lo cargamos demasiado, todos los trucos anteriormente mencionados serán en vano. En efecto, la fricción entre las toallas causa en el largo periodo ese molesto endurecimiento de los tejidos que con tantas ganas estamos intentando evitar!

cuanto-cargar-lavadora
No cargar demasiado la lavadora