como-limpiar-colchón

El colchón es uno de los nidos favoritos de ácaros y bacterias. A menudo no se limpia y, aún más a menudo, nunca lo deja ventilar durante un tiempo suficientemente largo. En este artículo discutiremos juntos cómo limpiarlo y desinfectarlo de manera natural, con la adición de algún detergente y espray químico para obtener un mejor resultado.

Qué necesitamos

Sin dudas, es necesario tener una aspiradora y, si estamos en posesión de ella, una vaporella. Luego usaremos bicarbonato de sodio, aceite de árbol de té y un paño limpio. Por último, un spray antiácaros y un detergente higiénico para lavar platos.

Cómo actuar

Lo primero que debe hacer es aspirar toda la superficie del colchón, insistiendo especialmente en los bordes. Es precisamente en estas áreas más ocultas debido a las costuras donde los gérmenes y las bacterias encuentran un terreno fértil para anidar. Sería útil poder realizar este pasaje en el exterior, quizás en el balcón, para llevar aire al colchón. La mayoría de los ácaros, de hecho, mueren con el intercambio de aire.

Completado este paso, es muy útil pasar la vaporella: el calor del vapor ayuda a eliminar los gérmenes residuales. Luego coge el bicarbonato, alrededor de 250gr. y mezcla con unas gotas de aceite de árbol de té, uno de los mejores desinfectantes naturales disponible. Una vez obtenida la mezcla, vamos a extenderla con la ayuda de un colador sobre toda la superficie del colchón, de la manera más homogénea posible. Vamos a dejar actuar unas pocas horas (si tuviéramos la oportunidad, al aire libre).

Cómo finalizar la limpieza

Concluimos el conjunto pasando un paño limpio para eliminar el bicarbonato. Para una limpieza óptima, la funda del colchón debe lavarse en la lavadora con detergente desinfectante y, por último, utilizar un spray anti ácaros en toda la superficie. Lo ideal sería repetir esta operación al menos una vez al mes.

Si te ha parecido útil este artículo compártelo con tus amistades en Facebook!