compresas-descartables-ecologicas

Los tampones y compresas biodegradables siguen siendo un producto muy de nicho que aún no se produce a gran escala. En general, tendemos a preferir la alternativa desechable, simplemente por una cuestión de hábitos de compra, pero son un verdadero riesgo medioambiental. Diversos informes estiman que las compresas sanitarias desechables constituyen el 2,5% del total de residuos, con una incidencia de más de 900 mil toneladas.

¡Aquí, entonces, que los tampones biodegradables y compostables vienen en nuestra ayuda! También son una excelente alternativa para quienes no quieren usar la copa menstrual, pero suelen crear un poco de confusión, ¡aclaremos un poco el panorama!

Qué son las compresas o tampones biodegradables y compostables

Las compresas o tampones biodegradables son una alternativa ecológica a los clásicos, con características practicamente idénticas. Tienen la ventaja de poder descomponerse en 3 o 6 meses, reduciendo en gran medida el impacto ambiental de estos insumos que son muy contaminantes, pero indispensables para cualquier mujer en edad fértil.

Para que un producto biodegradable sea considerado compostable, necesita un reconocimiento específico, certificado por una etiqueta de garantía. Al ser compostable, la ventaja es que la eliminación tarda 3 meses en lugar de 6. También es importante no confundirse con la expresión «bio», que sólo indica el hecho de que se producen con materiales respetuosos con el medio ambiente, pero no necesariamente biodegradables o compostables.

Dónde comprar y cómo deshacerse de los tampones biodegradables y compostables

Uno de los mayores problemas de las compresas biodegradables y compostables es su limitada disponibilidad en la distribución a gran escala. Para comprarlas, la alternativa más cómoda son, obviamente, las tiendas online, pero podríamos recurrir a algunas tiendas de cuidado personal, farmacias o tiendas naturistas.

¿Cómo eliminamos las compresas ecológicas usadas? Como son compostables, la mejor alternativa es el contenedor de residuos húmedos, pero deben separarse en una bolsa específica debido a la presencia de sangre. Sin embargo, esto varía según el municipio de residencia y para tener las instrucciones adecuadas, lo mejor es consultar las fuentes oficiales del municipio o de la empresa de recolección de residuos.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Lee también:

¿Tampones y compresas gratis? En Escocia ya es un hecho

No sólo para «esos días». Descubre los geniales usos alternativos de las compresas

Si no conoces estos trucos, no sabes usar bien el sujetador