¡Que alce la mano a quien no le gustan los atajos! Déjame explicarte mejor, ¿qué reacción tendrías si alguien te explicara cómo hacer con simplicidad y rápidamente algo que hacías antes con gran esfuerzo, o incluso con aburrimiento?

Si tu reacción va desde el agradecimiento hasta el abrazo más apasionado: este artículo te dará una gran satisfacción. Pero si en cambio el consejo de los demás generalmente no te afecta demasiado: este artículo podría sorprenderte, en serio.

Como todos tenemos los mismos problemas, especialmente cuando hablamos de la vida diaria, ignorarlos y esperar que desaparezcan por sí solos no es la mejor opción.

Desde cómo evitar que la bolsa de basura de los restos orgánicos se rompa cuando la extraemos del tacho de basura hasta cómo trasportar en bloque la ropa que está colgada en las perchas sin que se nos caigan o, todavía, cómo evitar que las burbujas del agua que está hirviendo se desborden todas las veces que nos hacemos una pasta.

Porque si la vida es más fácil para algunos, ¿por qué no puede serlo para todos? Comencemos entonces, a continuación está el primer de estos 10 consejos ingeniosos: