Corea del Norte es uno de los países más pobres del mundo: bajo el puño de hierro de Kim Jong el pueblo coreano no vive para nada en un estado de bienestar, y en muchos casos llegan a pasar hambre. Esta serie de fotos muestra todos los lados más oscuros y polémicos de Corea del Norte y cómo su gobierno esconde la realidad a través de la manipulación y la propaganda.

No es sorpresa, entonces, que fotografiar o documentar de cualquier forma algo para el que no se tiene el permiso directo del gobierno pueda conllevar a la detención o a la tortura.

Una historia ejemplar de estos tratamientos, es la historia de Otto Warmbier, un estudiante americano que intentò robar una pancarta propagandista para llevarla a casa y enseñarla a su familia.

Otto acabó siendo condenado a 15 años de labores, pero después de un solo año, el gobierno koreano lo envió a casa ciego, casi sordo y en estado perpetuo de shock, para morir solo 3 días después de su regreso.

Las siguientes imágenes han sido obtenidas por “contrabando” de Corea del Norte, y su divulgación en el país están sujetas a menudo a la pena de arresto o de prisión. El artículo continúa en la siguiente página> >