Casi sin que nos diéramos cuenta, el otoño pasó y el invierno está a la vuelta de la esquina. Y con él, llega también el frío y muchas veces, también las lluvias. Nuestro cuerpo nos pide entonces platos abundantes y sabrosos que nos ayuden a recobrar el calor.

Pero tenemos que tener cuidado con nuestros deseos, porque un enemigo está siempre acechando a la puerta: el de los alimentos pesados e hipercalóricos, esos que tanto ansiamos cuando estamos cansados y tenemos frío, pero que tan perjudiciales pueden ser para nuestra salud. Y si bien ya resulta complicado planificar diariamente qué comer sin caer en la repetición o en la rutina, en invierno es aún más difícil, ya que muchas veces tenemos aún menos tiempo para cocinar y, sobre todo, menos ganas (¿cuántas veces deseamos quedarnos bajo nuestra mantita, cómodos en la cama o en el sofá, en lugar de pasar tiempo en la cocina?).

Por ello, en este artículo te daremos una mano: a continuación encontrarás algunas recetas de platos súper sabrosos, pero también saludables y fáciles de preparar, ideales para el frío invernal. Las mismas están hechas a base de verduras de temporada, ya que éstas no sólo son más saludables, sino que además resultan fundamentales para brindarte los nutrientes, las vitaminas y los minerales que necesitas en esta estación. ¡No te pierdas estas recetas y vuelve a comer rico y variado!