trucos-sujetadores

El sujetador, sostén, brassiere o corpiño, es una prenda indispensable para muchas mujeres. Para algunas es un hábito o una cuestión de estética, para otras es una necesidad ya que sienten molestias o dolor sin un soporte para sus senos.

Precisamente por esta razón, probablemente pensamos que ya sabemos todo sobre esta ropa interior, pero tal vez no conozcamos realmente su verdadero potencial. De hecho, con algunas precauciones simples podremos comprender y desarrollar su utilidad de varias maneras.

Por ejemplo, en algunos casos sería «útil» saber cómo ocultar los tirantes. Con ciertos vestidos, remeras o camisetas sin mangas, si el sostén se ve puede parecer poco atractivo. ¿Qué hacer en estos casos? Cuando los tirantes están a la vista se puede resolver el problema fácilmente  uniéndolos con un simple clip para hojas de papel.

El hierro del aro es, a menudo, una fuente de incomodidad para las mujeres, especialmente cuando se sale de la tela del sostén. También en este caso la solución es más simple de lo esperado: es suficiente con coger un protector intimo, cortarlo en pequeñas tiras y aplicarlo sobre el área afectada. Si la molestia se encuentra especialmente sobre los hombros, una simple curita de silicona será suficiente.

¿Cuáles son los otros trucos para usar el sostén de la mejor manera? Descubrámoslo juntas en las páginas siguientes

9) Sujetador sin tirantes o «strapless»

Para usar ciertas prendas que dejan la espalda al descubierto, se recomienda usar un sujetador sin tirantes. No existe nada más antiestético, por otro lado, que un hermoso vestido arruinado por unos tirantes visibles. Sin embargo, si temes que el sostén pueda caerse y que pueda generarte incomodidad, sigue este consejo: ata un tirante alrededor del busto. En este caso, no tendrás que preocuparte por nada y podrás lucir tus prendas con tranquiildad.

sujetador-strapless
Como adaptar el sujetador a las prendas sin tirantes

8) Sujetador para escotes en la espalda

 A menudo tenemos remeras y camisetas con cortes especiales en la espalda que, una vez puestas, no ocultan los tirantes del sujetador. Existen productos específicos para este problema pero, para una emergencia, una forma de resolver este problema es usar un clip para papel o un elástico para el cabello: ¡debes simplemente unir las tiras con el clip y desaparecerán de la vista!

sujetador-espalda-tirantes
Adaptar los tirantes para una espalda deportiva

7) Sujetadores con aros que lastiman

¿Cuántas veces te ha sucedido de usar un sujetador que te lastima justo donde están los aros de alambre? Te obliga a pasar el día tratando de aliviar la molestia, causándote nerviosismo y vergüenza. Muy bien, pues cuando solamente desees quitarte el sujetador para poner fin a esta tortura, coge un protector intimo o una compresa, córtalo en tiras como en la imagen, y adhiere el trozo de protector intimo a la zona en donde te lastima la piel.

sujetador-alambre
Para el sujetador con alambre que te hace daño, ¡usa las compresas!

6) Los tirantes que aprietan mucho el hombro

También los tirantes del sujetador pueden volverse realmente fastidiosos a causa del peso de nuestros senos, o a causa simplemente de la textura de tejido con el cual están hechos. En vez de soportar el dolor como una mártir, puedes resolver la situación de esta manera: coge una curita, mejor aún si es de silicona, como por ejemplo aquellas para las ampollas y colócala alrededor del tirante de modo que te proteja la piel de la fricción con la tela. También en este caso las compresas pueden ayudar.

5) Camisetas escotadas

¿Tienes una bonita camiseta escotada pero te parece demasiado? No tienes que renunciar a tu prenda, solo soluciona las imperfecciones. ¿Cómo? Busca en tu armario aquel top viejo que ya no usas. En este punto, puedes recortar una parte y aplicarla sobre el escote, uniéndola a las tiras del sostén. Podrás lucir tuprenda con comodidad y nadie notará el truco.

sujetador-cubrir-escote
Un truco del sujetador para cubrir el escote

4) Sujetador para vestidos sin espalda

Puede pasarnos a todas de comprar un vestido hermoso, pero luego darnos cuenta de que no nos queda tan bien porque la zona del pecho carece de volumen pero la espalda está descubierta y no podemos solucionarlo con un sujetador. A veces bastan solo algunos pequeños trucos para cambiar por completo la situación y convertir un vestido cualquiera en un vestidito que hace la diferencia. ¿Cómo hacerlo? Es suficiente con coser adentro un sostén viejo para obtener un efecto más armonioso de inmediato.

sujetador-vestido-espalda
Solución con el sujetador para vestidos sin espalda

3) Como lavar el sujetador

Dado que el lavado en el lavarropas puede ocasionar un rápido deterioro en los sujetadores, es aconsejable comprar una buena bolsa para ropa interior en la cual colocarlos. Es una red de malla fina donde puedes poner la lencería fina y la ropa interior para que no se «pierda» con los lavados. También existe una esfera de plástico para evitar que los sujetadores con tazas se deformen. Este accesorio permitirá no estropear los sostenes y mantenerlos durante más tiempo en buenas condiciones.

como-lavar-sujetador
Como lavar el sujetador en la lavadora

2) Como guardar el sujetador

Una manera de mantener el orden y, sobre todo, de no arruinar los sujetadores en el cajón de la ropa interior es colgarlos en una percha en fila. Ponlos uno al lado del otro y cuélgalos en la parte central. Si, en cambio, tienes la posibilidad de tener más espacio, ¡pon un sostén en cada percha en modo tal que queden realmente perfectos!

como-guardar-sujetador
La mejor manera de guardar los sujetadores es con una percha

1) Guardar valores en el sujetador

Este es el truco más genial de la lista. Si no quieres llevar la cartera o prefieres esconder el dinero, o cualquier cosa (pequeña) que no deseas que se vea, coloca un pequeño bolsillo de tela en el suetador. ¡Será tu súper cómoda billetera secreta para llevar! Cuando desees evitar salir con tu cartera de mano, puedes usar el sujetador como gancho en el que poner un pequeño bolsillo de tela, dentro del cual puedes guardar tu dinero y tus documentos esenciales.

guardar-dinero-sujetador
Un bolsillo secreto para tus valores en el sujetador

Te gustó este artículo? ¡Compártelo en Facebook con tus amigas!