Advertisement

Volver con tu ex. Hay quienes lo consideran una opción posible y quienes lo rechazan categóricamente. Lo cierto es que la mayoría de nosotros, por lo menos una vez en la vida, hemos vuelto a pensar en nuestros ex novios y hemos sentido que habíamos dejado algo sin terminar. Pero, ¿es realmente posible volver a conectar y dar a luz a un nuevo amor? A veces sí, a veces no. El amor no es una ciencia exacta y el corazón no se puede controlar. Sin embargo, hay algunos comportamientos emocionales y algunos acontecimientos que pueden determinar el éxito o el fracaso del reavivar un viejo amor.

Revivir la llama del amor

Ocurre que dos personas se separen y luego un día, una mirada, un acontecimiento casual vuelva a encender el sentimiento. Esto ocurre más a menudo de lo que podemos imaginar. Sin embargo, hay que saber analizarlo con claridad para entender si es algo pasajero o si va acompañado de un sentimiento profundo. Sobre todo, debemos preguntarnos si queremos seguir este repentino cambio emocional o no. Si la relación se terminó, debe haber existido una razón. Entonces, ¿por qué intentarlo de nuevo? Bueno, los caminos del corazón son infinitos. Este tipo de relación tiene ciertamente altos riesgos, pero la consciencia de uno mismo puede ser un buen aliado para evitar volver a quemarse.

Advertisement

Pasión irresistible

Las viejas emociones pueden resurgir de un recuerdo agradable. Si la pareja no funcionó, pero el sexo era muy bueno, puede ocurrir que uno decida querer revivir esos momentos. Al hacerlo, las partes firman un acuerdo tácito de que no es necesario resolver los problemas, sino sólo disfrutar de lo que es bueno entre ellos. Aunque de manera muy diferente, el mismo principio se aplica a quienes deciden seguir siendo amigos enterrando los rencores de la relación romántica.

Un amor interrumpido desde hace mucho tiempo

Revivir un amor también puede pasar entre dos personas que se separaron hace tiempo. Este es uno de los casos en los que el éxito o el fracaso de la relación es más misterioso. La razón es que a lo largo de nuestra vida cambiamos considerablemente: nos volvemos más rígidos, más acomodaticios, nuestra escala de valores cambia, así como nuestros objetivos y prioridades. Reanudar una relación con una pareja a la que hemos perdido de vista durante mucho tiempo, en cierto modo, significa empezar de cero con una persona que puede ser completamente diferente a la que recordamos.

Un amor que en realidad nunca terminó

Las causas que llevan a una separación sólo las conocen las personas implicadas. Por eso, a veces ocurre que una pareja vuelva a juntarse con la sensación de que en realidad nunca se rompió. Unidos por una profunda estima mutua, dos personas que han pasado por un periodo de profunda crisis pueden dejar de lado su orgullo y procesar realmente los problemas hasta decidir de volver a empezar. Una prueba de valor impulsada por un sentimiento indisoluble. Uno de los casos más emblemáticos es la historia de Jennifer Lopez y Ben Affleck. La cantante y el famoso actor comenzaron su romance en 2002 y rompieron en 2004. Pero después de más de 15 años en Julio del 2021 volvieron a estar juntos.

«Sopa recalentada»… ¡No gracias!

Hay quienes no quieren oír hablar de ello. Los que nunca volverían con su ex. Tal vez porque han sufrido demasiado, tal vez porque sienten rencor o tal vez porque simplemente no lo consideran una opción posible. Al fin y al cabo, cuando se habla de «sopa recalentada», predomina la connotación negativa. De hecho, esta expresión define la imposibilidad de apreciar una relación que vuelve a partir de los mismos presupuestos y que, por tanto, está destinada a tener el mismo trágico epílogo. En definitiva, como dijo Albert Einstein: «La locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes». Esta es probablemente la clave de todo. Los ingredientes son siempre dos, pero hay muchas recetas que se pueden preparar. Pero todavía antes, es bueno saber si quieres volver a intentarlo o no.